Altea solicitará la subvención del Plan ARRU para la regeneración y renovación urbana

La concejala de Urbanismo y el concejal de Infraestructuras se reúnen con la directora general de Vivienda

5060_lLos concejales de Urbanismo e Infraestructuras, Imma Orozco y Roque Ferrer, respectivamente, han mantenido una reunión esta semana con la directora general de Vivienda, Rebeca Torró, para tratar la posibilidad de que Altea participe este año en la convocatoria del programa ARRU (Área de Regeneración y Renovación Urbana), prórroga del Plan 2013 a 2016.

Orozco explica que “nos preocupa la degradación que está iniciándose en dos áreas concretas de nuestro pueblo, no sólo del espacio público, sino también de las viviendas particulares y de los espacios comunes de los edificios por su antigüedad”. Se trata, por una parte, del área de ensanche delimitada por la línea de FGV, C / Garganes, Conde de Altea y Pont de Moncau y, por otro, la delimitada por Av. De La Nucía, Costera dels Matxos, Calvario y Av. de Benidorm.

En muchas ocasiones, argumenta, “las limitaciones económicas de los propietarios impiden que puedan iniciar reformas que favorezcan la habitabilidad de sus viviendas. El Ayuntamiento debe velar para que la calidad de vida de la ciudadanía vaya en aumento y por eso hemos decidido tomar la iniciativa y trabajar en este sentido que, además, supondrá una oportunidad de trabajo para el sector de la construcción si se nos concediera la subvención”.

El programa ARRU, que actúa sobre viviendas anteriores a 1981 y este año es una prórroga del Plan 2013-2016, está financiado por el Ministerio de Fomento y la Conselleria de Vivienda y subvenciona actuaciones destinadas a la rehabilitación en viviendas y edificios particulares al tiempo que en el espacio público. De hecho, por cada vivienda de la zona delimitada como ARRU que se adhiere al programa se invierten 2.000 euros en espacios públicos para su regeneración.

En el caso de los particulares, el Ministerio de Fomento aporta un 35% del coste subvencionable con un máximo de 11.000 euros por cada inmueble rehabilitado mientras la Generalitat contribuye con un 20% y un máximo de 9.000 euros. La concurrencia de los ayuntamientos a esta subvención es competitiva pero desde el equipo de gobierno aseguran que, si no se obtiene este año, “aprovecharemos el trabajo para la siguiente convocatoria porque estamos convencidos de que es una iniciativa necesaria para poder afrontar todas las necesidades de estas zonas”.

El concejal de Infraestructuras, Roque Ferrer, explica que: ”por un lado ya se ha intervenido de forma parcial en calles como Camino de la Huerta, ampliando la superficie útil para el tránsito de peatones y el uso de actividad hostelera, en los que los propietarios de los inmuebles con actividad hostelera han contribuido económicamente pagando el coste de la obra que posteriormente aprovecharán de la ampliación de las aceras. Esto les sirve para regularizar su situación de ocupación de la vía pública, en la que antes no pagaban por ocupar y a partir de ahora sí lo harán, además de incrementar la seguridad de su clientela. En la calle Polop y Av. de La Nucía también se ha procedido a renovar el pavimento de la calzada.

Por otra parte se ha actuado de manera integral en las calles como Villajoyosa, Médico Adolfo Quiles o Gabriel Miró, en los que se ha renovado además del pavimento de aceras y calzadas, también la red de distribución de agua potable , dado que los materiales habían llegado a su límite de vida útil en unos casos o eran de un material prohibido como el asbesto cemento.

Por último, se ha mejorado el drenaje de aguas pluviales que donde era viable se ha desconectado de la red de saneamiento, aguas negras, es decir, se le ha quitado carga a la depuradora en los períodos de lluvia con la consecuente mejora medio ambiental, porque lo que provoca no tener una red de pluviales independiente en la mayor parte del municipio es el desbordamiento de la EDAR (Estación Depuradora de Aguas Residuales) por superar el caudal dimensionado de diseño de la planta.

Esas son el tipo de actuaciones -renovación de las infraestructuras soterradas, aumento de la superficie de tránsito peatonal y eliminación de barreras arquitectónicas- que se podrán acometer con la inversión de 2.000 € en espacios públicos para vivienda rehabilitada que contempla esta subvención’’.

La concejala de Urbanismo señala que “desde el departamento ya se ha iniciado el trabajo para definir las áreas y hacer un primer diagnóstico, por eso hemos querido reunirnos con la Directora General e intercambiar impresiones. A partir de ahora se inicia un trabajo muy intenso en colaboración con la Concejalía de Participación para plantear esta propuesta a los propietarios, que sería inviable si no existe interés por una gran parte de ellos. La otra colaboración imprescindible es la del área de Infraestructuras junto con quien se deberán definir y coordinar las actuaciones necesarias en los espacios públicos”.

Desde el equipo de gobierno, explican, “animamos a los propietarios y las comunidades a aprovechar esta oportunidad tan beneficiosa para ellos y atender las propuestas que, en pocas semanas, se les hará desde el Ayuntamiento. Debe haber un interés de los particulares para actuar sobre sus inmuebles, aprovechando estas considerables ayudas, para ponernos definitivamente en marcha y optar al Plan ARRU 2017. Este tipo de subvenciones que combinan inversiones en espacios públicos y privados aseguran una regeneración global y una reactivación de los barrios desde el punto de vista comercial y también social”.

Leave a Reply